Kolda es la capital regional de Casamance, siendo uno de los puntos mas importante, hace frontera con Guinea y Gambia y se encuentra en un valle donde hace un clima tropical. En esta región se encuentra la Prisión Provincial de Kolda, en la que existen mas de 250 presos condenados y preventivos, 25 mujeres en módulos separados y menores. Todos estos presos en algún momento de su estancia pasan por la enfermería de la prisión, la cual desde la Asociación “Eo,Eo” y con los voluntarios jóvenes de la localidad y voluntarios locales de Kolda hemos podido pintar y adecuar tres salas donde se realiza la asistencia sanitaria.

Principalmente en este centro sanitario se atiende a todos los enfermos de la prisión pero realizan un servicio voluntario, al cual atienden a personas de la calle que tienen pocos recursos o que no pueden ir al hospital debido a su situación económica baja. De forma voluntaria se les da asistencia sanitaria y gratuita, siendo los sanitarios los que realiza la primira atención sanitaria.

En esta prisión hemos puesto bastante empeño debido a que el pasado año nos trataron muy bien, y durante tres días consecutivos hemos limpiado, pintado y habituado la enfermería de la prisón. Un total de 3 salas, cada una de ellas en muy malas condiciones debido a la carencia de pintura desde hace años, también se han arreglado las paredes y se ha cerrado pequeños boquetes que había en las paredes que era la casas de pequeños ratones y el nido de muchas arañas de distintos tamaños. Despues de arreglar y cerrar cosas, limpiamos las camas y las pintamos también, e hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance. Al final todo arreglado después de jornada intensiva, de mañana y tarde, que los mismos internos de confianza que nos veian aparecer nos decían “otra vez aquí” debido  que no están acostumbrado a tanto ritmo de trabajo, pero con mucho éxito y buena colaboración.

Seguido a esta adecuación hemos realizado una formación con los menores y las mujeres para la prevención de enfermerades de transmisión sexual y embarazos no deseados, aunque existe una baja probabilidad por parte del director de la prisión se encuentra muy agradecido por toda la colaboración mostrada. Uno de los militares a cargo de la enfermería nos felicitaba y nos decía que “íbamos dejando huella, que muchas gracias por el trabajo unido, on est ensamble”.

El Director de la prisión de Kolda, ha mostrado su agradecimiento por el trabajo y su apertura y siempre ha estado a nuestra disposición con todo lo que hemos necesitado, siendo un agradecimiento conjunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner